13 julio, 2019

Avatar: La leyenda de Korra - Libro 1 y 2

Título: Avatar: La leyenda de Korra.
Episodios: 52.
Temporadas: 4.

Sinopsis: Es una serie aminada estadunidense nacida gracias al éxito  de su predecesor Avatar: La leyenda de Aang, el último maestro aire; la historia de Korra se desarrolla 70 años después de la caída del señor del fuego Ozai, en un mundo que sigue separado en 4 grandes naciones: el reino tierra, nación del fuego, tribus del agua y los nómadas aire con la diferencia que las colonias de la nación del fuego fueron transformadas por el avatar Aang y el señor del fuego Zuko en la República Unidad de Naciones, llamada Ciudad República, una ciudad en la que maestros y no maestros de todo el mundo pudieran vivir y prosperar en paz y armonía.

Al llegar el tiempo de Aang y siguiendo el ciclo del Avatar comenzó otra vez con una joven procedente de la Tribu del Agua del Sur llamada Korra.

Opinión: 
A estas alturas del partido la gran mayoría debe de haber visto ya la Leyenda de Korra, sin embargo, yo a penas me hice el tiempo para verla ya que había leído bastantes malas opiniones respeto al nuevo Avatar pero finalmente puedo dar una opinión. Si bien no me encantó tampoco puedo decir que la odie; la serie se encuentra divida en 4 libros (temporadas) las cuales iré a bordando y señalando que fue lo que realmente me gustó de cada uno.

Libro 1: Aire.

En esta primera temporada nos presentan a Korra, el nuevo avatar, misma que nos la muestran como una chica bastante habilidosa pues desde pequeña demuestra ya tener cierto control sobre 3 de los cuatro elementos que debe dominar, agua, tierra y fuego, comenzando su entrenamiento "formal" bajo la supervición de la Orden del Loto Blanco y Katara.

A la edad de 17 años y solo faltándole dominar el elemento aire, (en este punto se podría entender que es una chica prodigiosa pues a diferencia de otros Avatares que tardaron casi la mitad de su vida aprendiendo a dominar los elementos ella ya estaba casi del otro lado a una edad temprana), el encargado para enseñarle a dominar el aire es un maestro llamado Tenzin, hijo de Aang y Katara.

Así pues, Tenzin debe desplazarse hasta el Polo Sur para encontrarse con el Avatar, sin embargo, y para decepción de Korra, éste le deja en claro que su entrenamiento tendrá que esperar pues en Ciudad República se vive una época con muchas tensiones y conflictos de los cuales se tiene que hacer cargo debiendo regresar cuanto antes; muy inconforme con la respuesta de Tenzín, Korra, aun en contra de la voluntad de su maestro, decide desplazarse hasta Ciudad República para aprender cuanto antes, pues si algo ha dejado muy en claro desde el principio es el hecho de estar muy orgullosa de ser el Avatar.

Al llegar a dicha ciudad descubre que efectivamente existen problemas y desequilibrio que deben resolverse pues abunda el crimen y la desigualdad, ya que maestros abusan y roban aquellas personas ordinarias e incapaces de defenderse por sí mismas. No obstante lo anterior, también se topa con un manifestante "igualitario" el cual alegaba que no existía la igualdad  debido a los maestros "opresores", incitando de esta manera a los no maestros a unirse al movimiento igualitario de Amon.  

En esta primera temporada vemos las dificultades que tiene Korra para aprender a dominar el aire control, sumado a su casi nula conexión espiritual, vemos una joven testaruda e impaciente con muy poco respeto hacía su maestro pues a pedirle que se olvidara de las distracciones de la ciudad, ésta se escapa llegando a un gimnasio en donde la descubren husmeando y es "salvada" por Bolin, un maestro tierra, quien mintió diciendo que estaba con él; posteriormente se la lleva a otra zona en donde se encuentra su hermano Mako, un maestro fuego bastante frío; estos dos chicos también son jugadores de Pro-Control, cuyo equipo se hace llamar los Hurones de fuego. Por azares del destino Korra se vuelve un miembro y el poco tiempo conocen a una chica llamada Asami Sato, hija del hombre más rico de la ciudad y dueño de Industrias Futuro.

La historia se sigue un tanto 60% chocante y otro 40% interesante; la parte chocante es el comportamiento de los protagonistas pues a Bolin le gusta Korra, Korra esta loca por Mako y éste a su vez anda de novio con Asami; entre los conflictos amorosos, la nula habilidad de Korra para dominar el aire y autocontrolarse, seguido de su terquedad de "los deberes del avatar"; un Mako que no sabe con quién quedarse y un Bolin rayando en lo infantil se vuelve un poco tedioso, la verdad, de este cuarteto solo puedo rescatar a Asami pues no solo es bonita e inteligente, también sabe defenderse y sabe discernir perfectamente entre lo correcto e incorrecto, no se anda con dudas y/o confusiones.

La parte interesante, a mi gusto, es la historia y objetivos de Amon, pues resulta ser un personaje muy imponente, no solo es inteligente y temerario, también cuenta con unas habilidades extraordinarias pues cada vez que se enfrenta a Korra la deja por los suelos, tanto física como mentalmente, al punto que logró arrancarle, sin mayor problema, el control sobre los elementos tierra, agua y fuego. 

Los planes de Amon era erradicar del mundo a los maestros ya que eran los causantes del sufrimiento y la causa de todas las guerras; contando una historia a sus seguidores, en la cual un maestro fuego había matado a su familia y a él lo había dejado desfigurado del rostro; también afirmó que había sido elegido por los espíritus para comenzar una nueva era de "equilibrio" en donde por fin existiría la igualdad al eliminar de manera permanente los poderes de los maestros.          

Lo que de plano no me convenció fue la manera tan boba en que vencieron a Amon y peor aún que Korra se adjudique haberlo hecho, siento que este era un personaje al que pudieron sacarle mucho provecho, pues sin usar sus verdaderos poderes al 100% (agua control y sangre control) era muy fuerte, imagínense si hubieran explotado su verdadero talento, creo que hubiera sido el final de Korra y sus amigos, sinceramente, siento que fue pura suerte el haberse quitado de encima a este extraordinario villano, ¡en fin!...

Solo miren la cara de terror de Korra. 


Libro 2. Espíritus.

En esta segunda temporada  se enfoca más en el mundo espiritual y la conexión natural que tiene el Avatar con éste; la historia se desarrolla seis meses después de la derrota de Amon; un periodo en el que hubo cambios, incluido el hecho de disolver el Conejo que se encargaba de tomar las decisiones en Ciudad República e instauran a su primer Presidente llamado Raiko.

La historia comenzará en la Tribu agua del Sur que se encuentran celebrando el Festival Glaciar de los Espíritus, un festejo que celebra la unión entre las dos tribus agua. A dicho festival asiste el tío de Korra, Unalaq y sus dos hijos: Desna y Eska, ellos son pertenecientes a la Tribu agua del Norte, estando allí Unalaq no oculta su desaprobación en como la Tribu agua del Sur ha perdido todo contacto con el mundo espiritual, incluso afirmando que esa debía ser la razón por la cual los espíritus estaban atacando barcos.

Unalaq se ofrece a ser el guía espiritual de Korra pero su propuesta fue inmediatamente rechazada por Tonraq, recordándole que Korra ya tiene un maestro y ese es Tenzin. Durante la cena celebrada en honor al tío de Korra, éste le explica que cuando se creo el festival los ancianos se comunicaban con los espíritus y se podía apreciar luces y a los espíritus danzando; también le dice que todos los Avatares habían salido a recorrer el mundo para aprender y no como ella que la han tenido retenida en en el Polo Sur; ante esto Korra se molesta con su padre diciéndole que es ella quién debe decidir con quien entrenar.

Durante la misma cena Unalaq declara que es una pena ver en lo que se ha convertido el festival y que llegara el tiempo en que el Norte no podrá mantenerse de brazos cruzados mientras observan como el Sur se hunde en la decadencia espiritual; durante el transcurso del festival Korra emocionada le comenta a Mako que su tío puede enseñarle acerca de los espíritus y la conexión con ellos.

Es obvio que de manera muy sencilla el tío de Korra la convence de que la Tribu del sur se encuentra en desequilibrio y que es su deber como Avatar restablecerlo. Unalaq no tardó nada en poner a Korra de su lado pues tras unirse a una batalla contra un espíritu oscuro, al que ni Tenzin pudo controlar, demostró sus grandes habilidades y conocimientos espirituales.


Lo que Korra ignora completamente es que su tío pertenece a la Orden del Loto Rojo, una organización secreta que cuyo anarquista cuyo objetivo es que los humanos y los espíritus coexistan juntos en un nuevo orden y equilibro mundial.

No pasa mucho tiempo para que Unalaq proponga a Korra empezar con su entrenamiento espiritual, llevándola al centro espiritual del Polo Sur, en donde abrirá un portal espiritual; cuando regresan a la Tribu agua del Sur, Korra descubre que fuerza naval de la Tribu del Norte, Unalaq le explica a Korra que la apertura del portal solo era el primer paso para que el Sur volviera a encarrilarse y que necesitaban proteger a los espíritus de aquellas personas que quisieran dañarlos. También la convence de abrir el portal que se encuentra en el Polo Norte explicando que una vez abierto, tanto personas como espíritus, podrían moverse libremente entre Norte y Sur.

Hasta este punto uno se da cuenta que Korra es fácilmente manipulable e influenciable, al punto que su tío logra ponerla en contra de su propio padre, por otra parte la intrusión del Norte no es del agrado de los habitantes del Sur lo cual comienza a tensar los ánimos y a planearse una rebelión.

Cuando su tío arresta a los padres de Korra y son enjuiciados por la supuesta participación con los rebeldes, Korra persigue al Juez Hotah para que libere a su padre, sin embargo, éste le dice que no puede hacer nada y que solo ha seguido instrucciones de Unalaq; es en ese momento en el que, finalmente, Korra se da cuenta que todo ese tiempo ha sido utilizada y engañada; furiosa enfrenta a su tío exigiéndole que libere a su padre y al resto de los presos y que abandonara la Tribu agua del Sur, asegurando que no abriría el Portal del Norte.

De a poco descubrimos que Unalaq ha estado trabajando con el espíritu de la oscuridad y el caos llamado Vaatu con el cual pretende fusionarse en un Avatar oscuro el día de la convergencia armónica.


En esta segunda temporada, en verdad, vemos a una Korra bastante incapaz, no solo es fácilmente manipulada, también observamos que no puede establecer conexión con los Avatar predecesores para pedir consejo, incluso ¡pierde esta conexión!.En fin...

Pese a que Korra deja mucho que desear, no demerita la historia, a mi gusto lo mejor de esta temporada es el hecho de que podemos conocer la historia del primer Avatar, un chico llamado Wan, y un poco más de la vida familiar de Aang y sus hijos.

El Avatar Wan luchando contra Vaatu.
Dejando de lado a Korra y su cero actitud como Avatar, las historias y personajes secundarios, son bastante interesantes, como el hecho de saber que Aang no podría considerase un padre ejemplar ya que su atención la puso sobre Tenzin, el único de sus hijos, en ser un maestro aire.

Sinceramente estas dos primeras temporadas son las mejores, han tenido a los mejores villanos y las historias más interesantes y lógicas.

¿A ustedes que les pareció?
¿Cuál ha sido su temporada favorita?


Próximamente: La leyenda de Korra - Libro 3 y 4.

1 comentarios:

Lucía dijo...

Hola, te saluda Lucía de Babelio, red social de lectores, nos ha gustado mucho tu blog y te invitamos a participar el 17/07 en Masa Crítica México, el programa con el que recibes un libro a cambio de una reseña. Entérate aquí cómo funciona: https://es.babelio.com/massecritique.php ¡Saludos!

Publicar un comentario

Recuerda que el blog se alimenta de tus comentarios y a través de ellos nosotros nos damos cuenta que les gusta o no. ;)

 

Café de tinta y Galletas literarias Published @ 2014 by Ipietoon